Ibiza, un maravilloso destino que ofrece más de 210 kilómetros de playas, entre ellas algunas de las mejores de España. Muchos consideran a Ibiza un paraíso, razón no les falta. Incontables horas de sol, parques naturales, exquisitas calas de aguas cristalinas y mil tonos de azul, acantilados que quitan el hipo.  ¿Acaso hay un sitio mejor para unas vacaciones idílicas? Para moverse por la isla lo mejor es conducir por la isla, a pesar de la gran afluencia de gente, las carreteras están bien señalizadas y en buen estado. Por ello es muy conveniente alquilar un coche por la isla para poder visitar y disfrutar como es debido de lo mejor de Ibiza, muchas calas, playas y algunos de los pueblos más encantadores no disponen de paradas de autobús o en caso afirmativo, con frecuencia escasa. Si ya te has decidido a coger las maletas e irte directo Ibiza, hay unas cuantas cosas que puedes hacer en el paraíso balear. En la bahía de Sant Antoni de Portmany se reúnen multitud de gente para contemplar las encantadoras puestas de sol de la costa oeste ibicenca. Una visión que no tiene precio, mística y muy romántica si se va acompañado. Totalmente recomendable tomarse alguno de los exóticos cócteles mientras  contemplamos cómo se esconde el sol, un recuerdo memorable. Si te gusta el rollo hippy o simplemente te quieres impregnar del estilo por primera vez. Las Dalias es el mercadillo hippy con más nombre de la Isla. Este mercadillo flower power se inauguró el día de San Valentín hace ya 29 años y tiene más de 200 puestos. En mercadillo está abierto al público está abierto desde el mes de abril hasta octubre.. Además desde 2005 tienen abierto su hippy nocturno que abre desde las 19h hasta la 1 de la madrugada, todo esto acompañado de restaurantes, fiestas y bares que hacen de este mercadillo una visita obligada. Otra cita imprescindible es Formentera, a tan solo media hora, con tan solo dedicarle un día podremos verla entera pues se trata de la pequeña de las Pitiusas, aguas turquesas, caminos llenos de encanto, una luz que embriaga… Formentera parece sacada de un cuento, quizá lo es, no es necesario añadir nada más, ¡hay que verla sí o sí!, sin duda.  
Please follow and like us: