¿Tienes planeada una escapada de fin de semana a la isla de Ibiza y no sabes que hacer ni a dónde ir? En este post te vamos a dar algunas recomendaciones para que aproveches el viaje al máximo. Lo mejor será que vayas reservando el alquiler de un vehículo en Ibiza, porque dos días pasan volando y necesitarás moverte de un lado para otro sin perder tiempo y con total libertad para visitar cada rincón que te propongas.

Lo ideal sería llegar un viernes por la noche y salir el domingo por la tarde. Con esta escapadita, aunque sean solo dos días, podrás desconectar de la rutina y del trabajo, tumbarte en su arena fina y darte un baño en aguas cristalinas, sin duda un lugar perfecto. Por no decir que puedes estar tomándote una copita charlando con amigos mientras ves cómo el sol se esconde en el mar.

Para visitar los diferentes municipios de la isla, no hay problema porque la distancia entre ellos es corta, pero aun así es recomendable el alquiler de un vehículo en Ibiza. Además, una de las mejores cosas que tiene es que está llena de caminos de tierra que si los sigues, con un coche o una moto, te conducen hacia calas escondidas que resultan ser espectaculares.

Pero, esta vez no os vamos a hablar de playas y calas, sino de pueblos mágicos bañados en blanco, con una esencia muy especial y únicos en el mundo.

San Mateo

Uno de los pueblos más rurales de Ibiza, en el que se destaca sobretodo su iglesia de San Mateo. Es un lugar lleno de cultivos, naranjos y limoneros, pero también realizan su propio vino, en el que podrás degustar en sus bares y restaurantes junto con carnes a la brasa. Así mismo, también tiene sus calas: Cala d’en Sardina, Cala d’Aubarca y Es Portixol, genial para disfrutar de un buen baño.

Santa Inés

Pequeña y tranquila, y no por eso menos especial. Con la llegada de Febrero, este pueblecito se convierte en un espectacular paisaje con la floración de los almendros. Al igual que la localidad de San Mateo, en Santa Inés también hay una iglesia que fué construida en el Siglo XVIII, y todos los comercios y restaurantes son muy tradicionales.

Santa Gertrudis

El típico pueblecito con casas blancas propias del estilo Mediterráneo, una belleza única e ideal para alejarse del bullicio de la ciudad de Ibiza. Santa Gertrudis, a diferencia de los demás pueblos que hemos dicho, aunque sea pequeña tiene muchos lugares donde comer y cenar. Además, hay muchos comercios donde poder comprar auténticas maravillas artesanales.

Please follow and like us: