Las islas Pitiusas son uno de los viajes favoritos por muchos durante el verano, ya que se adapta a los gustos de mucha gente. Ya sea el bullicio fiestero de Ibiza, o la tranquilidad y naturaleza de Formentera, ambas islas dan justo aquello que buscan los visitantes. Son muchos los encantos de ambas islas, la mayoría de ellos potenciados por su gran historia y las múltiples culturas que han dejado su marca en ella. Gracias a eso, hay muchos lugares a visitar en ambas islas pitiusas, algunos de los cuales te dejamos a continuación: Dalt Vila La antigua fortaleza amurallada de Dalt Vila es un bastión situado en lo alto de la ciudad de Ibiza, un lugar ideal para aquellos que busquen descubrir la historia de la ciudad, además de estupendas vistas de toda la isla desde lo alto de la ciudadela. Es Vedra Esta enorme roca situada en la cala d’Hort ha sido objeto de mil y una historias y leyendas de la isla. Hoy en día todavía hay gente que afirma que la roca protege a la isla con una gran barrera de energía mística, e incluso muchos de los visitantes afirman que al verla de cerca experimentaron una sensación de paz y serenidad interior increíble. Sin duda una visita obligatoria. Los faros de Barbaria y la Mola Famosos gracias a películas como Lucía y el sexo, estos increíbles faros situados en la costa de Formentera son una visita obligada para los que visiten la más pequeña de las pitiusas. El faro de la Mola se encuentra en el punto más elevado de toda la isla, por lo que la visita es doblemente interesante, mientras que cerca del faro de Barbaria podemos encontrar la maravilla natural de la Cova Foradada. Las playas y calas Tanto las playas como las calas de las islas pitiusas son fantásticas, y realmente vale la pena buscar toda la información posible de las mejores o las más únicas. Al haber tantas es algo seguro encontrar una que se adapte a nuestros gustos, ya sea la vida de una de sus playas o la tranquilidad de una de sus calas.  
Please follow and like us: