A pesar del paso de los años, Ibiza todavía conserva esa esencia típica suya que la hace única en el mundo, ese encanto incapaz de describir que sólo puedes entender si lo experimentas de primera mano. Hay actividades para todos los gustos, y cosas que hacer en Ibiza no te van a faltar nunca. Playas y calas Uno de los mayores atractivos de la isla son las playas y calas de Ibiza, se podría decir que todas y cada una de ellas. Puedes disfrutar de todo tipo de playas, algunas más ajetreadas que otras, por lo que aquellos que busquen más ambiente de fiesta y diversión encontrarán lo que buscan en playas como Ses Salines, mientras que los que busquen algo más tranquilo y relajado lo pueden encontrar en Sa Trinxa, una de las playas más hippies de toda Ibiza. Además de las playas, Ibiza cuenta con una enorme red de calas, muchas de ellas escondidas, de gran belleza. Estas calas son frecuentadas sobretodo por gente que busca escapar de bullicio de las playas y de las ciudades, y pasar un día relajado y tranquilo al lado del mar. Algunas de las mejores calas además cuentan con algún tipo de bar o chiringuito cerca para poder tomar una copa por la tarde y disfrutar de la puesta de sol. Las más conocidas son Sa Comte, Es Cavallet y Cap des Falcón. Zonas históricas en el corazón de Ibiza La ciudad de Ibiza es sobretodo conocida por sus discotecas y zonas de fiesta, pero la ciudad también tiene un apartado histórico muy interesante, que denota el paso de distintas culturas por la isla. La zona más representativa de esta historia es sin duda Dalt Vila, la ciudad amurallada situada en la zona más alta de Ibiza, la cuál nos regala unas increíbles vistas del mar y una historia y legado que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Además de eso puedes encontrar muchos otros lugares históricos para visitar, por lo que nunca te quedarás sin nada que hacer en Ibiza.
Please follow and like us: