Para la opinión turística internacional Ibiza es una de las islas más bonitas del Mediterráneo, a pesar de su reducido tamaño puede ofrecer muchas opciones de ocio para todos los gustos de los visitantes, tanto los fiesteros como los que busquen un plan más de relax y tranquilidad.   A nivel cultural Ibiza es una gran isla, con una historia detrás muy rica, puesto que su emplazamiento en el mar Mediterráneo la ha hecho ideal para los comerciantes en edades antiguas, así como una posible avanzadilla para fines más militares por parte de pueblos más guerrilleros. A lo largo de la historia muchas culturas han chocado, coexistido y comerciado en las costas de la isla de Ibiza: los fenicios, los romanos, los árabes… todos ellos han dejado su huella en la isla, en forma de arquitectura, con ruinas, con edificaciones que hoy en día se conservan, incluso con algunas de las costumbres de los habitantes de la isla. La mejor forma de descubrir estas costumbres es contar con el alquiler de un coche en Ibiza, con el que poder visitar cualquier parte de la isla cómodamente.  

El Ball pagés

  Una de las tradiciones más arraigadas en la isla es la del Ball Pagés, un baile típico de las islas de Ibiza y Formentera, del que incluso los más expertos historiadores no pueden encontrar el verdadero origen. Se trata de un ritual de cortejo de dos partes (sa curta, en la que solo participa una pareja, y sa llarga, en la que participan varias). Es un baile que normalmente se celebra en las fiestas patronales o en las típicas de los pueblos, así como en eventos muy señalados como las bodas.  

Los capazos

En las playas ibicencas podemos ver una infinidad de estas pequeñas cestas típicas de la isla, equipadas con asas que las hacen muy llevaderas. Los ibicencos suelen utilizarlas para hacer la compra en los mercados, o para llevar todo su equipaje de playa de una forma fácil. Antiguamente lo utilizaban los payeses como medio para transportar cualquier herramienta o material que pudieran necesitar en el campo. Se fabricaban con esparto, una planta típica de s’Espartà, que es un enorme islote en la zona oeste de Ibiza, aunque actualmente el acceso a la isla y la recolección de esparto está limitado a unas pocas personas.  
Please follow and like us: