Ya hemos hablado en alguna vez de lugares únicos de Ibiza. Pero pocas veces hemos hablado de los lugares más escondidos de la isla pitiusa. Avisamos de antemano que no es apto para los amantes de tomar el camino más fácil, así que mentalízate para un desafío y llegar a los sitios más recónditos.

Cala Mastella (Sant Carles): Se ubica en el norte del municipio de Santa Eulàlia, esta zona está poblada de muchas playas paradisíacas de aguas cristalinas, y aunque muchos turistas prefieren ir a Cala Boix o Cala Llenya, te sugerimos que vayas a Cala Mastella a vivir una auténtica experiencia.

En esa cala encontrarás de todo, una zona de aguas limpias con un extenso fondo de arena, y a un costado una zona típica de pescadores, allí podrás ver casetas de pescador, bastante bonitas para quedarse un rato contemplándose o hacerse una bonita instantánea con ellas. Al final de la zona de casetas encontrarás el famoso restaurante El Bigotes, un lugar ideal para los amantes de la buena cocina, pero sobre todo de la cocina marinera al estilo tradicional, su menú de Bullit de Peix es una auténtico placer para los sentidos. La mayor diferencia de este lugar con el resto de las playas, es la total tranquilidad y el relax que se puede disfrutar en esta zona. Para poder llegar a este lugar, puedes hacerlo fácilmente con una moto de alquiler en Ibiza, es necesario recorrer carreteras que llevan a otras playas más conocidas, el resto del camino tendrás que hacerlo a pie, pero merece la pena, es un magnífico lugar para llevarse como recuerdo.

Varaderos de Sa Caleta: Muchos la confunden con otra más conocida en la misma zona, incluso los nativos, pero ésta es la auténtica, que está más al sur. Otra zona típica de pesqueros, con sus casetas y embarcaciones para salir a faenar. Si vas allí, te encontrarás con los típicos llaüts, embarcaciones propias de la zona.

En esta cala, el tiempo parece que no pasa, es un auténtico reflejo de la tradición y un lugar para olvidarse de todo lo demás y fundirse con el entorno en busca de paz interior, olvidarás el jaleo de las típicas playas veraniegas nada más pisarla.

Además, tienes que saber que es una fantástica zona para practicar buceo, pues en la zona rocosa se ocultar muchas criaturas marinas, una maravilla para aquellos atrevidos que quieran explorar las bondades naturales que ofrece la isla.

 

Atrévete a venir a estos lugares, la recompensa bien merece la pena.

 

Please follow and like us: