Ver el coche sucio no le gusta a nadie. No hay nada mejor que tener el coche recién limpio y que parezca como nuevo. Hoy en el blog de Alquiler Coches Ibiza te damos algunos consejos para limpiar el coche por dentro y que esté ¡reluciente!
Limpiar el coche es una tarea que todos tenemos que hacer, al menos, una vez cada dos semanas. Pero, suele pasar que se va dejando y pasan las semanas y el coche está sin limpiar. Ya sea un coche propio o un coche de alquiler, que esté sucio da muy mala impresión a la gente que puede entrar en él. Así que, si este es tu caso, no limpies el coche sin antes leer los siguientes consejos que te vamos a dar para obtener un resultado perfecto.

El salpicadero

Es la parte más sencilla de limpiar, pero la que más se suele descuidar. Lo mejor es comprar productos especiales para esta parte del coche, es decir, para el salpicadero, y un trapo limpio. Así se eliminará todo el polvo acumulado, pasando la bayeta por toda la zona.
También, es muy importante que con un pincel se elimine el polvo de las zonas más difíciles, como por ejemplo, las celdas de los deflectores del aire acondicionado.

La tapicería

Limpiar la tapicería del coche es tarea difícil, ya que es lo que más puede acumular suciedad y, además, hay manchas que son muy difíciles de eliminar. Un ejemplo son las manchas de comida. El mejor remedio es evitar comer en el coche, pero a veces es imposible y más si se tiene niños.
Lo mejor es que, para empezar, se coja un cepillo y se cepille todos los restos de comida, papeles y suciedad en general que haya encima de los asientos. Luego, es el momento de coger una aspiradora y pasarla por toda la tapicería para que absorba toda la suciedad que no se ha podido quitar con el cepillo. Si tienes mascota y, por eso, los asientos están llenos de pelos, éstos se pueden eliminar con un cepillo para animales.
¿Qué ocurre si encontramos un chicle pegado en un asiento? ¡No entres en pánico! Se puede eliminar fácilmente con hielo. Debes coger una bolsa de plástico con cierre hermético y meter cubitos de hielo dentro de ella. Luego, frota en la zona donde está el chicle. Éste se endurecerá y se podrá despegar de la tapicería con una espátula.

Las ventanas

Las lunas, los retrovisores y las ventanillas también hay que limpiarlas. Para ello, simplemente hay que coger un limpiacristales de los que hay en casa y con una bayeta pasarla por todos los cristales.
Con estos pequeños consejos ya puedes limpiar perfectamente tu coche o, si es tu caso, el coche de alquiler. ¡Para que esté siempre como nuevo!

Please follow and like us: