Dentro de la Catedral de Santa María de las Nieves, en lo alto de Dalt Vila, se encuentra un museo desconocido por gran parte de los visitantes de Ibiza. Se trata del Museo Diocesano, fundado en 1965 y conocido también como Museo de la Catedral.

Al Museo Diocesano se accede desde el interior de la Catedral y ocupa la sala capitular y la sacristía de este emblemático edificio ibicenco.

Su colección, formada por cuadros, esculturas y diversos objetos litúrgicos, hace un recorrido por la historia de la Iglesia en Ibiza y Formentera desde el siglo XIII hasta la actualidad.

Entre su muestra, destacan especialmente una Custodia de Plata dorada del siglo XIV y una colección de joyería tradicional ibicenca.

Renovado en el año 2006, el Museo Diocesano permanece abierto durante todo el año de lunes a sábado de 10 a 13.30 horas y durante el mes de noviembre abre de miércoles a sábado de 10 a 13.30 horas.