Uno de los pueblos más bonitos y conocidos de Ibiza es el pueblo de San Lorenzo de Ibiza (conocido como Sant Llorenç de Balàfia en Ibiza), situado en la zona noreste de la isla. Se trata de un pueblo bastante pequeño, que lo conforman un pequeño grupo de casas en torno a la blanca iglesia de San Lorenzo, una de las iglesias más bonitas de la isla a pesar de no ser la más grande. Además las casas del pueblo son, como la mayoría de casas de pueblo de Ibiza, de un color blanco puro, que le da un aspecto todavía más hermoso al pueblo. Rodeado de campos de cultivo, el pueblo de San Lorenzo en Ibiza parece haberse quedado parado en el tiempo manteniendo su encanto de pueblecito rural, y visitarlo es como viajar al pasado dentro de la propia isla. El pueblo es bastante pequeño, con apenas una decena de casas habitadas, todas construidas alrededor de la iglesia del pueblo, como en muchos casos de pueblos ibicencos, por lo que visitar todos los lugares interesantes del pueblo será factible en un solo dia. Podemos visitar el merendero de San Lorenzo, un lugar al aire libre donde es posible celebrar comidas en grandes grupos, siempre que llevemos nosotros mismos la comida ya preparada, o para cocinarla en algunas de las barbacoas que encontraremos para su uso público. Eso si, se pide que se haga un uso responsable y cívico de las barbacoas y de la zona pública, así como la limpieza de la misma después de su uso. Además San Lorenzo es conocido por ser el objetivo de muchos aficionados al mundo de la fotografía, puesto que su estado puro e intacto hace que sea muy sencillo sacar muy buenas fotografías de un buen paisaje mediterráneo intacto, especialmente si se fotografía el poblado de Balàfia, un conjunto arquitectónico que se puede encontrar a unos pocos metros de la iglesia del pueblo. Sin embargo el mayor gancho de San Lorenzo de Ibiza son sus fiestas, celebradas el día 10 de agosto, justo en medio de la temporada donde la isla atrae a más turistas por sus fiestas nocturnas, y sin embargo parece que el pueblo de San Lorenzo se resiste a sucumbir ante la modernidad y prefiere mantener las tradiciones antiguas. En dichas fiestas los asistentes pueden disfrutar de exhibiciones de baile payés, noches de música rock y tradicional, así como la emblemática fiesta hippie ‘flower power’, famosa ya en la isla.  
Please follow and like us: