Ibiza es una isla plagada de cavidades en la tierra, sobre todo en toda la zona de su litoral. Algunas de ellas pueden ser visitadas, utilizadas para resguardarse del sol en los meses de verano o incluso algunas han sido tomadas como vivienda durante años por los hippies de la isla.   En este post, os traemos algunas de las cuevas más destacadas de Ibiza y que podréis visitar con vuestro coche de alquiler.  
  1. Cueva de Santa Inés

  Esta gruta convertida en santuario está situada en la carretera entre San Antonio y Santa Inés. Los historiadores apuntan a que la cueva se comenzó a utilizar como lugar de culto en el siglo III después de cristo y hasta el sigo XIX, cuando se abandonó por riesgo de derrumbes. En la actualidad, es una cueva que ha sido restaurada pero a la que no están permitidas las visitas.  
  1. Cueva de Can Marçà

  Se trata de la cueva más turística de la isla. Abierta todo el año, puede visitarse por un módico precio. En ella, los visitantes encontrarán un recorrido de unos 40 minutos en los cuales atravesarán cascadas, arroyos, pasos a través de las estalactitas y estalagmitas y finalmente un espectáculo de luz y sonido. Una visita muy recomendable para toda la familia situada en los acantilados cerca de San Miguel.  
  1. Cueva de la luz

  Esta cueva llamada también Cueva Na Coloms, está situada al noroeste de la isla. Se trata de una cueva submarina a la cual es bastante complicado acceder, tanto por tierra como por mar. Si tienes experiencia buceando, te recomendamos que reserves excursión de buceo a la zona e inspecciones esta hermosa cueva con un guía que conozca la zona.
Please follow and like us: