Siguiendo con nuestra ruta en coche de alquiler por las calas ibicencas, hoy nos toca desplazarnos hasta una idílica y pequeña cala situada al suroeste de la isla, la maravillosa Cala Vadella.

Esta preciosa playa de arena blanca y aguas turquesas está localizada en un entrante de mar protegido por grandes paredes de roca, lo que es perfecto para aislar a los bañistas del viento y de las olas. Un enclave ideal para familias.

El precioso entorno natural que rodea a Cala Vadella la ha convertido en una de las calas más famosas y transitadas de la isla, sobre todo durante los meses de verano. Sin embargo, os recomendamos enormemente visitarla. Para ello, tendréis que tomar la carretera PM-803, donde encontraréis un desvío a la altura de San José con indicaciones hacia Cala Vadella y Cala Tarida.

Venid a descubrir Cala Vadella, una playa de tan solo 260 metros de largo ideal para aquellos que buscan entornos naturales agradables y de fácil acceso. ¡Ah! Y no hace falta que os traigáis el bocadillo de casa. En Cala Vadella encontraréis múltiples restaurantes en los que disfrutar de un día de lo más completo.