Ibiza, al ser una isla, tiene playas para cada uno de los gustos de los turistas. Sin importar de dónde vengas o qué prefieras, lo más probable es que te sientas a gusto en una de sus bellezas marinas naturales.

Tranquila y pacífica

Para acceder a Cala Nova preferiblemente debes llegar en coche, por ello, si buscas un alquiler de coches en Ibiza se te facilitará la llegada. Gracias a este hermetismo, muchos turistas pasan de ella y visitan otras playas y calas más conocidas. Esto representa un factor que puede ser bueno o malo.
Por una parte, la tranquilidad que la cala te da ninguna otra lo hará, porque no hay muchos turistas. En contraste, no hay muchos lugares de interés a sus alrededores. El mar de Cala Nova por su parte es muy tranquilo, colaborando con la calma que buscas y siendo perfecto para personas mayores y niños.

Buen clima

La mayoría de los turistas visitan las Islas Pitiusas durante la primavera, el verano e inicios de otoño. Lo bueno de la ubicación geográfica de Ibiza, es que su clima no tiende a ser tan excesivamente variado. Así pues, conseguirás aguas cálidas y arenas frías durante prácticamente todo el año.
Las lluvias son muy esporádicas, por lo que tus días de playa no estarán arruinados, aunque el cielo tiende a estar gran parte del tiempo nublado. Asimismo, el mar de Nova suele ser muy tranquilo y poco profundo, siendo perfecto para que practiques esnórquel y buceo.

Características de la cala

Para que disfrutes de toda esta calma y de este buen clima, gozarás de los alquileres de sombrillas, hamacas y demás. También puedes irte a un extremo de la playa y disfrutar un poco en el chiringuito que aquí te espera. Finalizado el día, tienes la opción de hospedarte en Es Cana, en donde encontrarás varios hoteles y resorts.
En fin, los 250 metros de largo de Cala Nova son suficientes para divertir a toda la familia y a todos los turistas que deseen visitarla. Habiendo leído todo esto, ¿te animarías a visitarla?

Please follow and like us: