España nunca entró en guerra contra la Alemania nazi, pero a punto estuvo en 1937 e Ibiza fue testigo de todo. El 29 de mayo, en plena guerra civil española, el acorazado alemán Deutschland se encontraba de manera irregular fondeado frente al puerto de Ibiza. Se había saltado voluntariamente la normativa del Comité de No Intervención de no acercarse a territorio español a un mínimo de 10 millas. Esta norma trataba de evitar la entrada en España de armas provenientes de terceros países, como Alemania, Italia o la Unión Soviética.

Estando el Deutschland fondeado frente a Ibiza, dos bombarderos soviéticos de alta velocidad Tupolev SB-2 (conocidos comúnmente como Katiuskas), partieron desde Los Alcázares (Murcia) en dirección a las baleares. Tripulados por pilotos de la Unión Soviética, los dos bombarderos trataban de dar caza a una flotilla del bando sublevado comandada por el crucero Canarias. Y, de hecho, creyeron haberlo hecho.

Al pasar frente a las costas de Ibiza, los dos bombarderos detectaron al Deutschland fondeado frente al puerto y comenzaron su ataque, dañando considerablemente el acorazado y causando 31 muertos y 74 heridos entre los tripulantes. A su regreso a base, los pilotos aseguraban haber alcanzado al Canarias, pero poco después descubrieron haber cometido un error y haber bombardeado el Deutschland alemán.

Como consecuencia del ataque, Alemania estuvo a punto de declarar la guerra abierta contra el bando republicano, pero en lugar de eso, destinó sus efectivos navales en el Mediterráneo hacia Almería. Aquí las naves nazis bombardearon la ciudad durante casi una hora, causando decenas de bajas y destrozos en la ciudad.

Please follow and like us: