La historia de Ibiza está estrechamente ligada con la historia de la mitología. Y es que, la isla desarrolló en el pasado sus propias leyendas y seres mitológicos que aún se recuerdan hoy en día. A continuación, os contamos la historia de algunos de estos seres por si os topáis con ellos durante vuestra estancia en Ibiza.

Los Fameliars

Se trata de unos pequeños “duendes” que nacen del tallo de una hierba que solo crece la noche de San Juan, bajo el puente viejo de Santa Eulària des Riu. Esta planta que desaparecía, según la leyenda, en muy pocas horas, era muy difícil de encontrar. Sin embargo, si lo hacías y metías uno de sus tallos en una botella negra, serías capaz de capturar a uno de estos pequeños genios. Aunque eran pequeños, tenían una gran fuerza y ayudaban a sus amos en duras tareas como la construcción de muros o casas.

El Barruguet

Se trata de un ser que mora en las casas para entorpecer el día a día de los que las habitan. Estos pequeños seres son casi siempre invisibles, aunque pueden convertirse en cualquier animal, habitualmente en cabritos. Su principal ocupación es hacer travesuras.

Los Crespells

Seres de piel arrugada y con verrugas que echaban fuego por la boca. El ‘coco’ de Ibiza. Se dice que en Sa Cova des Crespells, una gruta ubicada en la zona de Buscastell, habitaban 7 Crespells pequeños y uno grande.

Las Brujas

La imagen de la bruja en Ibiza iba ligada a la de una mujer solitaria capaz de lanzar poderosos hechizos y conocedora de todas las plantas de las Pitiusas, con las que elaboraban sus pociones y ungüentos.

El follet

No se trata de un ser, sino de un poder. El de volar o desplazarse de un sitio a otro siendo invisible. Se cuenta que muchos niños nacían con follet en la isla y existían fórmulas mágicas para ‘eliminar’ el problema.