Ibiza es una isla conocida principalmente por sus preciosas playas, sus aguas cristalinas y por su ocio nocturno. Sin embargo, a lo largo de toda su superficie, podemos encontrar multitud de construcciones y edificios emblemáticos y de distintas épocas.

Una de las construcciones más fotografiadas de la isla es sin duda el Castillo de Dalt Vila, en Ibiza ciudad. Coronado por su majestuosa catedral, son miles los turistas que recorren sus calles en una construcción que maravilla tanto de día como de noche.

Si nos alejamos más en el tiempo, nos podemos encontrar con el poblado fenicio de Sa Caleta, unos restos arqueológicos de los antiguos pobladores de la isla que nos trasladan a otra época en la que la agricultura y la pesca eran el gran sustento de Ibiza.

Si nos centramos en edificios emblemáticos, tenemos que mencionar sin duda el renovado Hotel Montesol, de Juan Gómez Ripoll, el Teatro Pereyra, Can Ventosa, el Museo de Arte Contemporáneo de Ibiza, el Mercat Vell, la Casa de la Cúri o el Ayuntamiento de Ibiza.

La isla también cuenta con construcciones más actuales que merecen ser visitadas, como el Consell Insular d’Eivissa o el Recinto Ferial, con unas modernas estructuras ideadas por el arquitecto Óscar Canalís Hernández.